miércoles, 3 de julio de 2013

Caminata de Aragosa a la Cabrera

Hola a todos los que se asoman por aquí de vez en cuando.

Hoy les voy a contar sobre una ruta que hemos hecho ya en tres ocasiones, la ruta senderista que une la población de Aragosa con la de la Cabrera, en Guadalajara.

Estos dos pueblos se encuentran dentro del Parque Natural Barranco del Río Dulce. Pelegrina es el tercer pueblo que está enclavado dentro del parque, pero de él hablaré en otro momento, es un lugar lleno de encanto que se merece una entrada a parte.

La ruta la empezamos en Aragosa después de una ineludible parada técnica en Mandayona para saludar a Marisa y surtirnos de las deliciosas pastas (galletas o colaciones) que venden en la panadería del pueblo.

Antes de empezar a caminar ya nos deleitamos con las hermosas vistas que nos brinda la pequeña carretera que nos encontramos tan pronto nos desviamos de la principal, que lleva a Sigüenza, para dirigirnos a Aragosa.

Una vez en Aragosa, para empezar la ruta debemos dirigirnos al final de la Calle Real, allí encontraremos un letrero que nos indica el camino a seguir y la distancia que tendremos que caminar.

Caminaremos en total unos 15 kilómetros (entre ida y vuelta) por un sendero completamente plano, rodeados de mucha vegetación y acompañados de la fauna propia del entorno, siempre teniendo al Río Dulce como guía de la ruta pues el camino se hace siguiendo su cauce en la mayor parte del recorrido.

Letrero que indica el inicio de la ruta.
Río Dulce
Lo más significativo de esta ruta es que al estar dentro de un parque natural, por lo tanto llena de fauna y flora, es un nuevo y maravilloso espectáculo cada vez que se realiza.

En cualquier época del año la vegetación nos arropa y protege, y en otoño sus variados colores nos colman la vista de hermosas estampas.

Una parte del camino entre vegetación y el barranco.
Vegetación otoñal.
No es difícil tampoco poder admirar la diversa fauna del entorno, en verano estaba colmado de libélulas y en cualquier época del año se pueden observar los Buitres Leonados tan propios de aquella zona.

Libélula.
Buitres.
Y como si fuera poco, antes de llegar a la Cabrera están las ruinas de lo que fue una antigua fábrica de papel, según dicen, la primera fábrica de papel-moneda utilizada en España y que estuvo en funcionamiento hasta la década de 1960.

Debo admitir que nosotros no vimos las ruinas hasta la tercera vez que hicimos la ruta, están al otro lado del río y la vegetación impide que se vea a simple vista. Pudimos verlas gracias a que la primavera estaba tardía y los árboles no tenían aún hojas.

La casa del guarda de la fábrica de papel-moneda.
Que más puedo añadir... una ruta de las más bonitas que solemos realizar, desde la parada en la panadería de Mandayona hasta la vuelta al carro después de 15 kilómetros de disfrute entre la naturaleza. Y las veces que la hemos hecho acompañados, mejor que mejor.

Espero que hayan disfrutado con la lectura :)

4 comentarios:

Mecacholo dijo...

Dan ganas de compartir un paseo por allí con ustedes...

macorisa dijo...

Cuando quieras, Mecacholo ;)

juanalcantud@gmail.com dijo...

Cuando quieres Don jefe:)!!

Andrea Riaño dijo...

Que hermoso lugar, me llevaran cuando valla :)